¿Qué es BIM?

BIM (Building Information Modelling) es la tecnología basada en la creación de un modelo central que contiene información asociada a los elementos que la componen.

En la metodología convencional, el desarrollo de un proyecto se hace en base a planos 2D. En proyectos grandes, y en fases avanzadas de proyecto, muchos equipos trabajan en paralelo y, en muchas ocasiones, se pierde la cadena de información. Finalmente, en obra se descubren desajustes que suelen afectar a las fechas de entrega.

En la metodología BIM, el desarrollo del proyecto se hace en base a una maqueta virtual y única. Los diferentes equipos construyen virtualmente el edificio por lo que los problemas de coordinación se solucionan antes de la fase de obra.

 

¿Por qué BIM es mejor?

  • Mejora el proceso de diseño. La capacidad de levantar el modelo mejora la comprensión del espacio que se proyecta. Desde el propio modelo 3D se puede solucionar encuentros que antes no se visualizaban y se tenían que improvisar en obra.

  • Mejora la gestión documental. La documentación se obtiene del modelo y no es una interpretación 2D como en la metodología tradicional. La fiabilidad de la información incrementa sustancialmente respecto a tecnologías anteriores.

  • Mejora el proceso constructivoMediante BIM se pre-construye antes de construir permitiendo que en obra se ejecute lo planificado y previsto anteriormente, minimizando al máximo los imprevistos y cambios en la obra.

  • Mejora el mantenimiento. Mediante la digitalización del patrimonio a BIM se obtiene un estado actual que sirve de base para futuras intervenciones.

 

Ejemplos prácticos

CAMBIOS EN EL PROYECTO

En un proyecto en fase de proyecto de ejecución, con las mediciones ya hechas y los planos de planta, sección y alzado ya delineados, el cliente decide cambiar el tamaño de todas las ventanas y su posición.

​​En BIM: En pocas horas se cambiar el tipo y posición de las ventanas y se regeneran las mediciones.

En CAD: Se tardan varias semanas de redibujar planos y de rehacer las mediciones.​

COORDINACIÓN

En un proyecto de gran tamaño, las distintas instalaciones (aire, PCI, fontanería...) las desarrollan empresas distintas, a menudo simultáneamente. El proyecto de arquitectura avanza a su vez.

En CAD: Hay que suministrar planos actualizados cada pocos días a todas las empresas. El trabajo de las diferentes empresas no está coordinado y es muy difícil detectar colisiones entre el trabajo de cada empresa. Probablemente se solucionará en obra y causará retrasos.

En BIM: Las empresas pueden tener a diario (incluso en tiempo real) el modelo actualizado del edificio y del resto de partes mientras se producen. En cualquier momento, el BIM Manager puede efectuar una detección de colisiones entre el trabajo en BIM de todas las empresas. El análisis ocupa pocas horas. Se evitan los problemas en obra de este tipo.

VISUALIZACIÓN

El cliente exige vistas fotorrealistas del conjunto o de sus partes.

En CAD: Hay que levantar un modelo 3D​ del proyecto a tal efecto, y sacar vistas fotorrealistas (renders) del mismo. Puede llevar desde varios días, en proyectos pequeños, a semanas en proyectos grandes.

En BIM: En cualquier momento y en pocas horas pueden sacarse vistas del modelo de proyecto.